0
(0)

En la actualidad la comunicación integral es una de las herramientas más potentes que tienen las organizaciones. Tener una estrategia comunicacional representa un valor agregado y competitivo dentro del giro de negocio en el que se desenvuelva la empresa, tanto en el ámbito externo como interno.

Comunicación interna

Un informe realizado por Solo Consultores en colaboración con la Fundación Factor Humà expone que el 54% de las empresas no se comunica con sus equipos. Esto representa una desinformación en las organizaciones que influye directamente al fortalecimiento de la identidad corporativa.

La comunicación interna es el cimiento fundamental de la cultura. El relacionamiento entre compañeros, reconocimiento, aperturas con directivos y otros factores, intervienen directamente en el desenvolvimiento diario de cada trabajador.

Construir una estrategia para los colaboradores es fundamental para las empresas que quieren trascender. El conocimiento e interiorización de planes, objetivos y metas compartidas a la organización aumenta su nivel de productividad; a esto se suma tener colaboradores bien informados y que sean ellos quienes se conviertan en el mejor vocero de la empresa ante otros.

Comunicación externa

La comunicación externa concebida e implementada de forma estratégica y con contenidos sostenidos en el tiempo, son un pilar para la construcción de reputación hacia las empresas a mediano y largo plazo.

Su alcance e impacto es amplio, hablamos de una llegada a través de tácticas e información segmentada para todos los públicos objetivos externos de la organización como: clientes, medios, proveedores, instituciones, aliados estratégicos, entre otros, lo que la hace muy poderosa al momento de comunicar temas clave o acciones de un negocio. Su importancia recae principalmente en llegar a sus steakholders y evidenciarles el papel significativo que cumplen dentro del desarrollo de la organización.

Esta arista de la comunicación es clave en el hipotético caso de una crisis corporativa.  Porque a través de un despliegue de acciones estratégicas las organizaciones construyen cimientos sólidos en relacionamiento que permitirá convertir a sus públicos en aliados que sostengan la reputación de la empresa en todo tiempo y ante lo demás.

La comunicación integral manejada de forma correcta y de la mano de expertos, es una inversión a largo plazo que se verá reflejada en los resultados de la organización siendo el plus que toda compañía está buscando.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.