5
(1)

El reto del liderazgo en equipos virtuales

Actualmente millones de personas están teletrabajando de forma total o parcial, lo que ha supuesto desafiar el estilo de liderazgo (y de ser liderados) transformando los procesos operativos, de comunicación y de generación de resultados.

La distancia puede reducir la confianza de los miembros del equipo en un 83%, la capacidad de innovar en un 93% y el compromiso en un 80% (Estudio de Capital Humano 2020- Deloitte), características esenciales en los equipos de alto desempeño. Entonces, ¿qué debe hacer el líder para fortalecer las sinergias, el espíritu colaborativo y la productividad?

Hay que reconocer que el teletrabajo llegó para quedarse y esto debe ser comunicado de forma directa y transparente a los miembros de la organización conjuntamente con una serie de acciones como:

  1. Fortalecer los comportamientos alrededor de los “autos”,autogestión, autoconfianza, autoliderazgo, automotivación y autoconsciencia, dando un rol protagónico al empoderamiento de las personas, así como sus acciones y resultados.
  2. Incrementar la presencia conun liderazgo valorativo que entienda, coordine y aproveche la diversidad de conocimientos, destrezas y experiencia del equipo para potenciar los logros.
  3. Fomentar nuevos propósitos y nuevos roles: replantear y comunicar al equipo los objetivos y metas que responden a un nuevo momento empresarial es un mecanismo clave para que todos estén en sintonía. Si busca resultados excepcionales deberá ejercer un liderazgo adaptativo, reconociendo los retos técnicos y emocionales de los colaboradores en esta modalidad virtual; solo así podrá impulsar la salida rápida de zonas de comodidad e inspirar nuevos estándares de rendimiento.
  4. Gestionar las competencias emocionales:el líder debe fortalecer destrezas como su capacidad de percibir, comprender y transformar los estados emocionales de su equipo, generando la empatía necesaria para orientar positivamente al colaborador en armonía con los objetivos corporativos.
  5. Implementar espacios de capacitación y entrenamiento: esta acción permitirá elevar la motivación grupal fortaleciendo la empatía, vínculo con la organización y la efectividad en la gestión virtual. Además, mantendrá el espíritu colaborativo entre los miembros del grupo.

Los líderes que logran implementar estas 5 acciones elevan el desempeño y resultados de los equipos, potenciando un ecosistema de trabajo virtual que se fundamenta en factores organizacionales clave como la colaboración, comunicación efectiva y la confianza.

 

Artículo en colaboración con Revista EKOS

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.